Siguiendo el sendero de Fraternidad que empezamos a recorrer en Pentecostés, los invitamos a continuar caminando unidos hacia la Eucaristía que nos convoca y nos compromete a renovar la historia desde nuestro accionar cotidiano, compartiendo el Pan como signo de Su fraternidad.
Les proponemos realizar el encuentro de preparación a esta marcha de Corpus Christi en tres momentos, recordando que, buscamos ser testimonio por las calles de nuestra Ciudad con el corazón bien predispuesto. La idea es hacerlo con una mirada atenta y una actitud “en salida” hacia las distintas realidades que interpelan nuestro día a día para poder así, en el camino, convertirlas en el empujón que nos da la fuerza para renovar la historia.

Click para descargar el PDF