En la Arquidiócesis de Buenos Aires iniciamos, con la fiesta de Pentecostés, el camino del Sínodo Arquidiocesano. Caminar juntos, caminar unidos, escucharnos, conocernos.
Ser Iglesia, ser comunidad, ser hermanos. Queremos pedirle la Luz, que es Jesús, al Espíritu de Dios.
Pero también caminamos con Jesús para renovar la historia, meta que nos propone el próximo encuentro de Jóvenes en Rosario para el cual queremos empezar a preparar el corazón. Creemos que la Fraternidad es un valor fundamental para renovar nuestra historia y nuestro país….

Click acá para descargar el PDF