Para el mes de Octubre te proponemos el gesto de “Aceptar con paciencia las debilidades del otro”.
San Pablo le decía a la comunidad de Éfeso “con mucha humildad, mansedumbre y paciencia, sopórtense mutuamente por amor”.
Tener diferencias, intolerancias, resistencias ante determinadas acciones y actitudes de los demás, es parte de nuestro ser humanos. Aceptar la propia debilidad nos abre la puerta para recibir la de aquellas personas con las que nos cuesta tratar o vincularnos.
¡Este mes, animate!

Para descargar, click acá.